Todas y cada una de las fotos de esta página tienen su comentario, poner el cursor sobre ellas...

 

Adolfo Suárez, fue el elegido, el 3 de julio el Rey le propuso que aceptase el reto de llevar la transición hacía la democracia. Aceptó.

 

Adolfo Suárez jura su cargo ante el ReyEl Gobierno Suárez, juró su cargo ante el Rey el lunes 5 de julio, no fue bien recibido por nadie, ni por el búnker ni por la oposición democrática, ni por los "reformistas". Fraga y Areilza los pesos pesados del Gobierno Arias, no quisieron continuar en el Gobierno, que fue conocido como el Gobierno de los "penenes" por su poca experiencia (siglas de la denominación Profesores No Numerarios).

Primer Gobierno de Suárez formado el 7 de julio del 76

  El Rey Juan Carlos I y su presidente de Gobierno Adolfo Suárez durante el verano del 76 en el Palacio de Marivent en Palma de Mallorca  
 

Tras un paquete de medidas de urgencias en septiembre el nuevo Gobierno presentó su proyecto de reforma. Suárez consiguió lo que parecía imposible que las Cortes Franquistas se hicieran el "harakiri" y  convocó un Referédum para aprobar la "Reforma Política" .Durante la campaña del referéndum, la izquierda llevó a cabo una activa campaña a favor del NO o de la ABSTENCION. No creían en la viabilidad de la reforma. No había precedentes de que un régimen autoritario se transformara en democracia.

Cartel elctoral del Referedum de la Reforma Política: "Habla, pueblo habla"

 

El 15 de diciembre del 76 se celebró un Referéndum para la Reforma Política y obtuvo un 94 % de votos favorables.

Los seis meses que transcurrieron entre el 15 de diciembre de 1976 hasta el 15 de junio de 1977 en que se realizaron las primera elecciones democráticas, fueron los más difíciles de la transición política. De hecho, la conflictividad laboral y social, el terrorismo, la legalización de los partidos, los nacionalismos, la situación económica fue empeorando día a día...

La conflictividad laboral y las protestas fueron habituales en aquel delicado momento El pueblo español impulsor y receptor entusiasta de la democrátización española Manifestación solicitando amnsitia, en la pancarta un joven y reivindicativo Felipe González

Santiago Carrillo disfrazado con peluca al entrar a España en febrero del 76

Santiago Carrillo volvió del exilio en un clima extremadamente violento. 

La legalización de todos los partidos políticos, incluido el Comunista,  hizo de estas elecciones un verdadero canto de tolerancia y entusiasmo popular.

La extrema derecha pasó a la acción: el 24 de enero de 1977 se produjo la Matanza de Atocha en que resultaron muertos siete abogados laboralistas del PCE. 

La Matanza de Atocha fue quizás el más grave de una serie de acontecimientos violentos, que pusieron en grave peligro el camino hacia la reforma: tanto ETA como el GRAPO como, por ejemplo, el MPAIAC (Movimiento para la Autonomía e Independencia del Archipiélago Canario) dieron guerra en aquellos meses.

Multitudinario entierro de los abogados de CCOO y del PCE asesinados por ultraderechistas en su despacho de la calle Atocha

 

Santiago Carrillo acudió discretamente a la capilla ardiente de los abogados asesinados

Santiago Carrillo acudió discretamente a la capilla ardiente de los abogados asesinados

En el momento de iniciarse la transición la totalidad de los nacionalistas vascos se negaron a emplear el término terrorismo para designar a ETA, a pesar de que la misma mató a 26 personas en 1975, 21 en 1976 y 28 en 1977, pasando luego a cifras mucho más altas (85 en 1978, 118 en 1979 y 124 en 1980). Por lo que respecta al GRAPO, un grupo maoísta de insensata violencia, llevó a cabo dos secuestros, el del Teniente General Villaescusa y el del Presidente del Consejo de Estado Antonio de Oriol en diciembre de 1976. El primero estuvo en cautiverio 18 días y el segundo dos meses en los que España entera vivió la tensión. Los secuestrados fueron liberados por la policía en febrero. A estos secuestros hay que añadir el asesinato de tres policías que aún agravó más la situación

En medio caos,  17 de marzo Suárez promulgó el decreto de amnistía para los presos políticos, el 28 de abril se legalizaron los sindicatos y, finalmente, el 13 de mayo llega de la URSS Dolores Ibarruri, la Pasionaria, presidenta del PCE.  El 9 de abril de 1977, el Sábado Santo Rojo, el Gobierno decidió  legalizar al Partido Comunista. La primera sorpresa, tras la legalización, fue la adopción por el PCE de la bandera nacional y la aceptación de la Monarquía. Santiago Carrillo fue el promotor de este cambio en la reunión del comité central celebrada el 14 de abril de 1977.

Enrico Berlinguer, Santiago Carrillo y George Marchais, protagonistas del llamado "eurocomunismo", fotografiados poco antes de la legalización del PCE

Enrico Berlinguer, Santiago Carrillo y George Marchais, protagonistas del llamado "eurocomunismo", fotografiados poco antes de la legalización del PCE

Antonio de Oriol en una fotografía que hicieron sus propios captores.

Antonio de Oriol en una fotografía que hicieron sus propios captores.

Santiago Carrillo y la Pasionaria

Santiago Carrillo y 

la Pasionaria

 
 
 

Adolfo Suárez recibe a la oposición, en la foto con Felipe González

Adolfo Suárez recibe a la oposición, en la foto con Felipe González

 
 

Reunión del Comité Central del PCE, al fondo la bandera nacional

 

Militantes comunistas celebran la legalización del Martido, era el 9 de abril del 77

Reunión del Comité Central del PCE, al fondo la bandera nacional

 

Militantes comunistas celebran la legalización del Martido, era el 9 de abril del 77

 
 
 
 

Como consecuencia de la legalización del PCE, el Almirante Pita da Veiga, Ministro Marina desde los tiempos de Franco, presentó su dimisión fulminante. El presidente Suárez tuvo serios problemas para cubrir la vacante dado el "movimiento de solidaridad" que se despertó entre los altos mandos de la Armada; el general Gutiérrez Mellado pudo convencer al almirante Pery Junquera para que aceptará la cartera de Marina. 

El almirante Pita da Veiga, junto al Rey en un acto castrense.

El almirante Pita da Veiga, junto al Rey en un acto castrense.

 

En el mismo periodo se tomaron otras medidas importantes, como el hacer desaparecer el símbolo falangista del  "yugo y las flechas", de toda España, la noche del 7 al 8 de abril "desaparecieron" estos símbolos de la fachada de la Secretaría General del Movimiento, sita en Alcalá, 44.

 

Las primeras elecciones libres.

La primera campaña electoral fue una fiesta

Santiago Carrillo hizo colocar bien visible la bandera española en los mitines del Partido Comunista.

Santiago Carrillo hizo colocar bien visible la bandera española en los mítines del Partido Comunista.

Ignacio Camuñas y Joaquín  Garrigues un uno de los actos de campaña de la UCD, a los que Adolfo Suárez no acudió.

Ignacio Camuñas y Joaquín Garrigues un uno de los actos de campaña de la UCD, a los que Adolfo Suárez no acudió

Felipe González en uno de los mitines realizados en una plaza de toros.

Felipe González en uno de los mítines realizados en una plaza de toros

Manuel Fraga lució la bandera nacional en sus tirantes durante toda la campaña

Manuel Fraga lució la bandera nacional en sus tirantes durante toda la campaña

El hecho más esperado desde los largos años de la noche del franquismo, la celebración de elecciones libres  y democráticas  llegó por fin el 15 de junio de 1977. Todas las opciones políticas desde la ultrafranquistas hasta la extrema izquierda radical participaron en libre y democráticamente en igual de condiciones. 

Adolfo Suárez y su esposa Amparo Illana, votando en las primeras elecciones democráticas

Adolfo Suárez y su esposa Amparo Illana, votando en las primeras elecciones democráticas

Cartel electoral de la UCD

Los españoles acudieron a votar por primera vez, en una jornada inolvidable para todos los que la vivimos y participamos.

Los españoles acudieron a votar por primera vez, en una jornada inolvidable para todos los que la vivimos y participamos.

El ministro Martín Villa recibe informaciones sobre la marcha de la jornada electoral

El ministro Martín Villa recibe informaciones sobre la marcha de la jornada electoral

Las elecciones las ganó la UCD por mayoría relativa, y las urnas arrojaron varias sorpresas: el PSOE arrasó y le quitó muchos votos de izquierda al PCE, mientras que AP, que había hecho una larga y carísima campaña electoral, obtuvo unos resultados muy modestos. Los resultados electorales se hicieron esperar varios días simplemente por la inexperiencia en el escrutinio de los votos.
Resultaron elegidos diputados por el PCE, Rafael Alberti y Dolores Ibarruri, la Pasionaria. Todo un símbolo de la transición

Resultaron elegidos diputados por el PCE, Rafael Alberti y Dolores Ibarruri, la Pasionaria. Todo un símbolo de la transición

Resultado de las elecciones del 

15 de junio de 1977

UCD

166 escaños- 34,6 %

PSOE

118 escaños- 29,3 %

PC

  20 escaños-   9,4 %

AP

  16 escaños-   8,3 %

PDC

  11 escaños-   2,8 %

PNV

    8 escaños-   1,7 %

OTROS

  13 escaños- 11.9 %

El 4 de julio de 1977 Adolfo Suárez juró nuevamente ante el Rey el cargo de Presidente del Gobierno, junto a sus nuevos ministros. En la fórmula de juramento por primera vez no se hace referencia al Movimiento, ni el notario mayor del Reino, Landelino Lavilla, responde eso de "Si así hacéis, que Dios os lo premie; y si no, que os lo demande".

Landelino Lavilla, Ministro de Justicia

 

Los 41 senadores Reales.

Tal y como aparecía en el Ley de Reforma Política, el 15 de junio el Rey nombró a 41 senadores reales, eran artistas, intelectuales, políticos y profesores. Desde Jústino de Azcárete un viejo republicano hasta Camilo José Cela, o la franquista Belén Landaburú. El Rey hizo una elección meditada y plural que fue muy elogiada.

  Continúa...